5 alimentos que nunca imaginarías congelar

¡Aquí no se tira nada! Muchos son los expertos en el mundo de la salud que recomiendan seguir una regla vital de la alimentación: consumir alimentos frescos, con todas sus propiedades y todo su sabor. Sin embargo, en ocasiones estos productos se estropean y se tiran a la basura porque su caducidad es muy corta. ¡No lo vuelvas a hacer! Investigadores de la universidad de Sainsbury han creado una lista de diez alimentos que, aunque nunca lo hubieras imaginado, podrás congelar.

Leche. Es posible congelar la leche –siempre y cuando no se haya vencido su fecha de caducidad– para que no se estropee en la nevera; eso sí, lo recomendable es separarla en varios recipientes ya que su volumen se expande cuando se congela. La leche se mantiene en el congelador en buen estado unos seis meses; mientras que la condensada y la pasteurizada, solo tres. La descongelación debe hacerse gradualmente evitando cambios bruscos de temperatura, por lo que es mejor que la dejes en el frigorífico hasta que se descongele.

milk

Huevos crudos. Los huevos congelados bien envasados pueden conservarse varios meses, sólo hay que saber cómo hacerlo según la finalidad que tengamos. Lo primero que deberás hacer es quitarle la cáscara, ésta se rompería a causa de la expansión del huevo en la congelación. Asímismo, deberás introducirlo en un recipiente hermético con suficiente espacio, pues el volumen del huevo aumenta. Podrás congelar la clara y el huevo por separada. Eso sí, ten en cuenta que las claras congeladas cuando se descongelan se presentan casi igual que cuando estaban frescas, sólo pierden un poco de su capacidad para montar; pero las yemas, si se congelan tal cual, se endurecen puediendo encontrar nuevas aplicaciones culinarias.

huevo

Fruta. Las frutas congeladas pueden ser tan nutritivas como las frutas frescas, dependiendo de cuándo y cómo se congelen. Crudas pueden conservarse en el congelador hasta 11 meses. Congeladas en compota resulta conveniente mantenerlas no más de 6 meses. Las frutas que mejor aguantan la congelación son las de menor tamaño: fresitas, arándanos, moras, frambuesas. Los cítricos también se congelan bien cuando los hemos pelado y separado en gajos. Para congelar albaricoques, ciruelas o melocotones se deben recubrir de azúcar o se deben meter en un recipiente rígido y cubiertos con almíbar y unas gotas de limón. Ten en cuenta que a la hora de descongelarlas no servirá el microondas. Es imprescindible que se le de un tiempo prolongado de descongelación dentro de la nevera.

fruta

Salsas. Deja que la salsa se enfríe completamente antes de transferirla a recipientes o bolsas de congelador herméticas. Debe de quedar espacio libre para que el líquido se expanda. La mayoría de las salsas pueden permanecer en el congelador hasta tres meses antes de que pierdan su calidad y sabor.

Improv Salsa

Carne cocida. La mayoría de los guisos se pueden congelar perfectamente en un tupper que cierre herméticamente, les aísle de la humedad y evite que las piezas se peguen unas a otros. En el caso de asados, es mejor cortarlos en lonchas y dejar la salsa congelada aparte en frascos de cristal también herméticos. Es importante consumir la carne antes de que se cumplan dos meses de su congelación. Para descongelarla bastará con sacarla del congelador un día antes de su consumo y después calentarla hasta que alcancen la temperatura de servicio.

carne

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *